Promovemos la semana del parto y cesárea respetados

Mayo 18, 2021 Noticias
Por Myriam Colomo y Norma Alderete*
 
Desde AMET impulsamos promover algunas temáticas a través de las Secretarias de la mujer del país. Estas acciones conforman una agenda de género, que fortalece la visibilidad de derechos vulnerados de las mujeres, sobre todo, los que tienen que ver con nuestro cuerpo.
Los dos términos de cesárea respetada o parto respetado corresponden a dar lugar a un nacimiento respetado. La ley de Parto Respetado y la ley 25.929 te protegen de la violencia obstétrica. Estas normativas garantizan los derechos que toda mujer tiene durante el embarazo, el trabajo de parto, parto o cesárea y postparto.
Tener información sobre nuestros derechos es fundamental para exigir que se cumplan. Por eso, desde AMET queremos contarte que cuando te toca una cesárea o parto podés elegir un acompañante, sea en hospital, lugar estatal, privado, puede ser tu pareja, tu mamá, tu suegra, tu amiga, quien vos quieras.
Tenés derecho a conocer cómo se va desarrollando todo el proceso y te tienen que ir contando cómo es. Deben asesorarte sobre la anestesia y los calmantes para que tengas información y no temor, una cesárea también tiene que ser humanizada.
Gracias a esta ley se puede pedir que el arco de metal que te ponen durante el momento del parto sea más pequeño. Lo que permitirá ver a los doctores en todo momento, también se puede pedir que el bebé pase de costado y que lo dejen en el pecho de su mamá por un rato. Ese primer contacto es muy importante.
Además, una vez ocurrido el nacimiento, el equipo de salud debe brindar a las madres una asesoría en lactancia. Cuando estamos informadas el amamantamiento se hace más fácil.
A partir de estas leyes cobra importancia nombrar e informar sobre la violencia obstétrica, que puede afectar a la mujer y a su bebé durante el embarazo, el parto, e incluso, el postparto. Se manifiesta mediante prácticas, conductas, acciones y omisiones, que el personal de salud ejerce de manera directa e indirecta, en el ámbito público y privado, sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres. Constituye una de las tantas formas de violencia y discriminación que sufren a diario las mujeres, y quizás, sea una de las más naturalizadas, a tal punto que no siempre se la reconoce como tal.

¿Cuáles son las formas en las que se puede presentar la violencia obstétrica?
* El trato humillante y denigrante
* El abuso de la medicalización
* La patologización innecesaria
 
En caso de haber sufrido violencia obstétrica es posible denunciar a través de varios organismos.
Se puede hacer un reclamo administrativo ante la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Genero (CONSAVIG) correo electrónico consavig@jus.gov.ar. Además, podés contactarte con el Inadi o la Defensoría del Pueblo. El trámite es gratuito. Si tenés dudas sobre tu caso, podés asesorarte por vía telefónica llamando al 0800 - 122 – 5878.
En contexto de Pandemia, el Parto humanizado, sigue siendo un derecho, a pesar de que algunos cambios, sobre todo cuando al llegar a la institución hospitalaria. La gestante y su acompañante deberán pasar por un proceso llamado TRIAGE, donde a ambos se les tomará la temperatura, se les realizará una serie de preguntas para determinar si son sospechosos o no de COVID.
En estos tiempos que nos toca vivir, el acompañante no puede ser mayor de 60 años, no debe tener enfermedades preexistentes, no puede ser un niño, sólo debe permanecer al lado de la gestante, sin deambular por las instalaciones, salvo para retirarse a su domicilio y por supuesto estar registrado en la institución como único acompañante.
Para finalizar queremos resaltar algunos conceptos fundamentales:
En un Parto Respetado la gestante, su embarazo y su bebé, son los protagonistas y no el equipo de salud.
Cada mujer es única, por lo tanto, tiene sus propios tiempos y su propia fisiología.
El Parto es más seguro cuanto menos intervención instrumental y medicamentosa haya (lo que no significa, no aliviar su dolor).

*Myriam Colomo es Secretaria de la Mujer de Tucumán y Norma Alderete es Secretaria de la Mujer de Salta.


© 2015 AMET. Todos los derechos reservados.